Charles de Granville



Calvados
 
 

Retrato Charles de Granville 
Retrato de Charles de Granville

    La leyenda cuenta que un huérfano sin apellido que solo tenía el nombre de Charles, fue enrollado como corsario en Saint Malo en la joven edad de 14 años durante el reinado del “Rey Sol”, Luis XIV. Charles era el encargado de la alimentación de la tripulación; y fue el primero en llevar un brebaje a bordo que todo el mundo calificó de excelente: se trataba sencillamente de un destilado de jugo de manzana y peras que suponía ayudar para luchar contra el escorbuto.
Decidió entonces almacenar aquella bebida (parecida a lo que llamamos hoy día Calvados, pero con una graduación probablemente más baja, alrededor de 30% vol.) en toneles de roble.
La leyenda añade que un par de años más tarde, mutilado en una pierna, Charles fue dispensado de sus obligaciones militares. Volvió a su prometida para crear un hogar con ella en la villa de Granville ; gracias a sus hazañas militares, recibió del rey el bello título de Charles de Granville: contento de su nuevo distintivo, dedicó pues su larga existencia al perfeccionamiento y la producción de lo que iba a darle su renombre: el Calvados Charles de Granville.

Escudo Charles de Granville 
Escudo de Granville del siglo 18

     Desde entonces, los Calvados Charles de Granville no acabaron de conquistar las más prestigiosas mesas de alta gastronomía en todo el mundo.
Fueron servidos en particular en las cortes de Inglaterra y de Francia, y en el siglo XIX en la mesa del zar de Rusia.
En el siglo XX, el presidente Roosevelt lo pedía a titulo particular!


     

Calvados